Mantis religiosa: Características, hábitat, alimentación y más

En este momento hablaremos sobre la Mantis Religiosa, donde vive, de que se alimenta cuáles son sus características y todo lo que debemos saber sobre este hermoso insecto, la naturaleza ha provisto a la mantis religiosa de todo lo necesario para ella vivir en un mundo donde hay depredadores y  muchos  animales que están tras ella. Sin embargo está equipada para cumplir con su papel en su ciclo biológico y el la ambiente.

El nombre de mantis religiosa se le otorga por la forma de sus patas delanteras que parecen estar en una posición de oración, mide entre cuatro y cinco centímetros, tiene tres ojos simples, algunos la conocen como santateresa,  mamboretás, campamochas o rezadoras,  este tipo de insecto  se le conoce también como mantodea, existen de este tipo unas dos mil quinientas especies aproximadamente, les agrada estar en los trópicos, allí es donde existe gran variedad de ellas.

Del mismo modo la forma de sus patas le permite cazar y devora fácilmente a su presa, su color le permite estar en la vegetación y camuflarse,  tienen una relación muy unida, con los insectos conocidos como xilófagos, es decir las terminas y también con las cucarachas, por lo tanto a estos tres insectos se agrupan en el superorden dictyoptera.

Nombre científico de la mantis religiosa

El nombre científico de la mantis religiosa es Mantidae, pertenece a los insectos carnívoros son ovíparos, es decir se reproducen a través de la colocación de huevos, tienen un tamaño entre los doce y quince centímetros,  pesa aproximadamente unos quinientos gramos, tiene un promedio de vida de unos doce meses  más o menos y es un animal terrestre.

Este particular insecto mantis religiosa es originaria del Sur de América, llego en los años ochenta a Norteamérica, es un insecto hábil y maravilloso, son unos grandes depredadores. Este tipo de insecto logra gira su cabeza completamente, es decir puede hacer con facilidad un giro de ciento ochenta grados, tiene dos grandes ojos  preparados y tres escuetos ubicados entre ellos.

El color de este animal es generalmente verde o pardo, y lo utiliza para camuflarse entre la vegetación, utiliza la emboscada y la persecución  para cazar y devorar a sus presas.  Las dos grandes patas que están dobladas como figurando que está orando las utiliza para agarrar a sus victima rápidamente

De la mantis religiosa su taxonomía es:

Reino: Animalia

Filo: Arthropoda

Clase: Insecta

Orden: Mantodea

Familia: Mantidae

Subfamilia: Mantinae

Tribu: Mantini

Género: Mantis

Especie: Mantis religiosa

Familia de la mantis religiosa

La mantis religiosa pertenece a la familia de la mantidae, son muchas especies de insectos lo que conforman esta familia, etimológicamente la palabra mantis proviene del griego profeta, existe en el planeta tierra unas dos mil quinientas especies de esta familia y predominan en los trópicos y también en los climas subtropicales.

Este tipo de insecto se introdujo en Norteamérica con la finalidad de ayudar acabar la plaga en el cultivo y  la agricultura, así como también para la plaga en los jardines, este destacado insecto se encuentra mucho desplegado por todo el Viejo Mundo, es decir por Eurasia y también en África.

Anatomía de la mantis religiosa

mantis religiosa

Este particular animal pertenece a los insectos de tamaño mediano, tiene un tórax que es largo y unas grandes antenas que son flacas, en su cabeza que puede girar completamente sobre su eje, posee dos ojos grandes y tres ojos pequeños que se encuentran ente los dos grandes, la forma de sus patas es lo que la hace llamarse mantis religiosa, está siempre las mantiene recogidas, tienen espinas con las que puede agarrar a sus presas.

Del mismo modo estos insectos son solitarios en casi todos los momentos de su vida, menos cuando está en búsqueda de reproducirse, los colores de este particular insecto son verdes, pardos  y también tienen diferentes mezclas para poder sobrevivir y también esconderse para poder comer.  Por lo tanto algunos científicos alegan que la tonalidad de este insecto va a depender del medio en que nace, se desarrolla y muere.  Así mismo la mantis religiosa en su tórax tiene un oído, es un insecto poco parecido a otro, esta descripción sola la tiene ella.

Desarrollemos paso a paso el cuerpo de la mantis religiosa

La cabeza de la mantis religiosa es donde tiene el sistema nervioso, consta de su cerebro, allí también se encuentran los ojos, el  sentido de la vista de la mantis religiosa es súper desarrollado, este sentido es el que le permite cazar, gracias a su visión ella puede llegar a ver a su presa hasta diez metros de distancia de donde se encuentra, observa todo lo que se mueva, también el ángulo de movimiento de su cabeza le permite tener un campo visual de trescientos sesenta grados generalmente.

De igual forma encima de su cabeza se puede apreciar las antenas que tiene, estas se encuentran en medio de los dos ojos,  son fraccionadas y en ocasiones parecen unas plumas, en esta parte de su cabeza es donde está su segundo sentido, el olfato, este es el sentido que mejor tienen los machos, debido a su naturaleza, puesto que tienen que percibir las feromonas de la hembra para llegar a aparearse.

También en la cabeza tenemos la boca de la mantis religiosa, esta está conformada por un labro que es móvil, también tiene unas dos mandíbulas dentadas, con los labios de unos tres segmentos, tiene maxilas con palpos de cinco, las glosas y paraglosas bien desenvueltas y en la cabeza es donde se encuentra  el escudo facial.

El tórax de la mantis religiosa es esclerotizada, prolongada y esquelética, a su vez este e divide en tres segmentos que son: el protórax que va desde la parte de adelante hasta atrás, está el metatórax y por último el mesotórax. Esta parte del cuerpo de la mantis religiosa consta de un par de patas, que se encuentra siempre en posición recogida, las patas de la mantis están constituidas por la coxa, el  trocánter, el fémur, la tibia y el tarso, para un total de cinco partes.

La parte más flaca y escuálida es el protórax, allí encontramos que están dos apéndices, estos son los encargado de apretar a la víctima cuando la captura, se caracterizan porque las coxas siempre tienen contacto entre ellas, estas son las que semejan que la mantis está en posición de oración, los fémures son los que tienen las espinas, la tibia contiene una garra o espina terminal también con  muchas espinas. En este segmento también está la metazona, la dilatación supracoxal y los prozomas.

La parte denominada metatórax y mesotórax es donde la mantis religiosa tiene las otras dos apéndices que le permiten el movimiento a este insecto, también aquí se encuentra las alas, que generalmente son cuatro, de cada segmento surgen dos, es decir del metatórax y mesotórax. Las alas son las que tapan una serie de conductos duros, que se le denominan venas o nervios, estos conductos son los encargados de darle rigidez a cada ala.

Del mismo modo la mantis religiosa presenta el abdomen, que es la sección posterior de las otras partes del cuerpo, tiene un gran tamaño, si vemos a la mantis según su género, los machos tienen más fragmentos que las hembras, en ocasiones se les ve unos ocho y a las hembras unos seis. En esta parte de su organismo es donde la mantis religiosa tiene sus órganos para cumplir con la respiración, también la digestión, así como la reproducción, este lugar es donde hay más delicadeza.

Significado de la mantis religiosa

Este simpático insecto por sus características tiene un gran significado en diversas culturas, por lo tanto cada cultura tiene dogmas  diferentes. Por lo tanto en África la mantis religiosa es considerada un Dios, pensaban que este insecto era una representación de Dios y si por alguna razón llegaban a observar una mantis religiosa trataban en lo posible de entender el mensaje que les estaba transmitiendo.

Por lo tanto las personas le atribuían a este animal facultades espirituales, además se le compara con la tranquilidad, la paz, la placidez, la imperturbabilidad y el equilibrio, esto debido a que la mantis solo realiza movimientos cuando está completamente segura de que es una acción correcta.

Por lo antes descrito se le considera  un símbolo de la silencio, la reflexión  y la concentración, de echo existe una posición en el yoga que se le atribuye el nombre de mantis religiosa. Por otro lado cuando hablamos de este insecto en las culturas turcas y arábicas, suponían que señalaba hacia el lugar donde se encuentra la meca. Igualmente creían que una mantis religiosa podía ayudarlos en el momento en que se perdía una oveja o una cabra para hallarlas.

Del mismo modo espiritualmente se le conoce como un animal de poder y sabiduría, según se dice tiene la capacidad de alargar el tiempo, proporciona energía a las mujeres guerreras, igualmente la mantis religiosa ayuda a todas las personas

que la reconoces como un símbolo de poder y energía, las orienta en toda su vida. Del mismo modo se le atribuye el habilidad de la oración por la posición que tienen sus patas, despierta los sentidos y la consciencia e inconciencia, con la finalidad de que la persona siga el propósito que su alma tiene ya establecido. Quienes creen en los poderes místicos de este insecto, tienen la necesidad de potestad de vivir su vida copiosamente en el momento en que se encuentran es decir el aquí y el ahora, entendiendo cada segundo que pasa lo que es del espíritu y lo que es de ego personal.

Esto quiere decir que el individuo debe permanecer constantemente en una relación interna para escuchar atentamente su corazón, aunque si aclaramos mejor todo lo que tiene que ver con el temor viene de nuestro ego y todo lo que viene del amor proviene del Espíritu que está representado en la mantis religiosa

Por otro lado en algunas partes del mundo la mantis religiosa es considerada como un símbolo maléfico, pues consideran que es una entidad devastadora, en otros lugares al contrario es muy respetada y querida, en la cultura egipcia representaban a la mantis religiosa como la orientadora de las almas. Por otro el en Japón la mantis religiosa es la insignia del samurái, por la agilidad y la astucia que tiene al momento de cazar, puede está tranquila y paciente durante el tiempo oportuno, pero cuando se mueve para atacar el mortífera, además por su capacidad visual puede ver con escasa diferencia todo sin hacer ningún movimiento fuerte.

Soñar con mantis religiosa

Cuando sueñas con una mantis religiosa, dependiendo de lo que vez en el sueño puede significar que estas en un equilibrio energético o que lo necesitas, si en el sueño alguien está colocando sobre ti una mantis religiosa significa que te está dando su protección y un cuidado especial en todos los momentos de tu vida, no tendrás problemas ni malas noticias, si en cambio sueñas con que una mantis religiosa te está picando debes tener cuidado porque quiere decir que te has separado de lo que realmente eres es decir tu esencia, que tus actitudes y decisiones traerán penas.

Por otro lado si en tu sueño vez una mantis religiosa de color blanco, está informándote que tienes pronto llegara un bebe, con buena salud, mucha sabiduría y hermosura,  si observas en tu sueño que la mantis esta sobre ti y tú te encuentras sin ropa, te está mostrando que tienes un comportamiento inapropiado, un individuo muy lujurioso, que está interesado en alguien prohibido, por lo tanto esto va a ocasionarte problemas y mucha amargura. Si notas en el sueño que te encuentras dormido sobre una mantis religiosa, te vaticina tiempos buenos, de crecimiento, abundancia, equilibrio, paz física y espiritual que te va a sustentar en cualquier circunstancia que puedas pasar.

Mantis religiosa

Características de la mantis religiosa

Este insecto debe su nombre a la posición en que coloca sus patas delanteras, pues simula que está rezando, este insecto se reconoce en todas partes del mundo. Aquí te dejo algunas características particulares de la mantis religiosa:

  • Es delgada y con un cuerpo en forma estirada.
  • Su cabeza tiene la forma de un triángulo.
  • Su organismo está completamente adecuado para ser un gran depredador.
  • Sus patas pueden desplegarse como si fuese una cuchilla.
  • En Europa la llaman mantis europea.
  • Es un insecto diurno.
  • Practica el canibalismo sexual
  • Se come rápidamente a sus víctimas.
  • Es muy rápida, sus ataques pueden tener un tiempo de unos cien milisegundos.
  • Esta especie no está en peligro de extinción.
  • Es un artrópodo, ósea que su cuerpo lo protege un sistema esquelético compuesto de sales minerales y quitina.
  • Tienen semejanzas con los insectos palo.
  • Es la única que puede darle una vuelta a su cabeza sobre su propio eje, hasta observar su parte trasera.
  • Es una gran cazadora.

  • Sus patas son su medio de caza y también me le sirve de arma poderosa.
  • Su vuelo lo realizan en la noche, por la protección que tienen de los depredadores.
  • Su método de caza es el acechar a la víctima.
  • Su método de defensa es abrir sus alas y extender sus patas de adelante para así simular que es más grande y atemorizar a su depredador.
  • Dos de sus patas sirven de prensa para atrapar a su presa.
  • Son veloces al momento de cazar.
  • Son insociables.
  • La mantis religiosa en el apareamiento es muy particular.

Hábitat de la mantis religiosa

Estos insectos mantodeo, que levanta su cabeza muy alto al momento de la caza, habita en los jardines y césped de lugares secos y cálidos, que le sirven de ocultamiento para que no se lo coman y también porque le permite cazar mejor, se encuentra presente en todas partes del mundo, principalmente en el Sur y el centro de Europa, como es una especie rara algunos lugares la protegen y promueven su conservación como en Connecticut que en los años setenta fue declarada oficialmente como el insecto oficial.

Originalmente donde vive la mantis religiosa según investigaciones se encuentra en Europa, África y Asia, pero también se introdujo en toda América, expendiéndose con mucha facilidad por todo Estados Unidos, de la misma manera en Canadá, así hasta encontrarse en diversos lugares de nuestro globo terráqueo.

Alimentación de la mantis religiosa

Este espectáculo de insecto que es gran depredador, arma toda una maniobra para poder alimentarse, cuando llega ese momento se dispone a cazar a su presa, la acecha, la estudia y calcula todos sus movimientos, llega a estar inmóvil durante muchísimo tiempo, en el momento en que su presa se acerca, la mantis religiosa gracias a su gran sentido de la vista puede obsérvala y con mucha rapidez y agilidad mueve sus patas delanteras y agarra a su presa, la detiene e inmoviliza con ayuda de las espina que tiene y así va comiendo viva a su victima. Conoce tambien de los ortopteros. 

Igualmente este ágil movimiento ha sido estudiado por muchos especialistas y determinaron que este movimiento solo llega a durar unos cien milisegundos, que rápido es, la presa ni cuenta se da cuando ya está atrapada.  La mantis religiosa en su caza presenta distinción, elegancia, ligereza, ferocidad y premeditación, todo este movimiento ha permitido que puedan desarrollarse técnicas en las artes marciales que lleven el nombre de la mantis religiosa.

El plato principal de este peculiar insecto está comprendido entre diversos y pequeños insectos, como también las lagartijas, las ranitas, las polillas, los saltamontes, las hormigas, escarajos,  también las moscas, unas arañas pequeñas, las mariposas también suelen ser de su agrado, así como todo animal que sea invertebrado y todo aquello que se le crucen en el camino, estos animales son devorados completamente por la mantis religiosa, por esto es que la mantis religiosa es un insecto muy beneficioso en los cultivos, porque acaba con las plagas que los perjudican.

Picadura de la mantis religiosa

La mantis religiosa es venenosa

Muchos son los mitos que giran alrededor de este insecto, sin embargo aquí estamos para aclararlos, no hay ningún problema pues no son ciertos lo rumores de que sea venenosa, ha sido siempre un simple mito, muy lejos de la realidad. Es así como no existe ningún tipo de peligro que pueda causar la mantis religiosa a los seres humanos

Por lo tanto la mantis religiosa no pica, este no es un insecto que suela picar, no te va agredir, ni menos morder, si es cierto que son unos voraces cazadoras, pero esto es con aquellos animales que le sirven de alimento, no son animales que produzcan veneno. Del mismo modo la forma de su boca está diseñada para matar a sus víctimas son muy diminutas para romper la piel del ser humano, por lo tanto no puede picar ni dar un mordisco a las personas, de repente pueden hacer movimientos defensivos pero nunca podrán hacerte ningún tipo de daño.

Como tener una mantis  religiosa de mascota

Para tener una mantis religiosa de mascota debes tener cuidado de ellas y suministrarle todo lo que necesitan, puedes tenerla en una jaula para que no se te escape, sin embargo por ser animales dignos de espacio puedes tenerla en un jardín, o en un patio o simplemente en un lugar que dispongas para ella, siempre y cuando la mantis que escojas para tener no sea las que tengan alas.  Que debes hacer:

  1. Opten un planta que sea de hojas grandes y abundantes, si vas a tener varias mantis religiosas, compra tantas plantas como mantis tengas, recuerda que son solitarias y caníbal. Esta planta debe ser alta, para que puedan subir, pero colócala en una maceta donde pueda la mantis religiosa conseguir su comida.
  2. Debes ubicar la planta en un lugar donde reciba luz del sol y pueda esta apta, ten cuidado de que no esté cerca de otras mascotas que puedan dañar tanto la planta como la mantis religiosa.
  3. Debes proveer de alimento a la mantis religiosa, dale insectos que pertenezcan a su dieta, cómpralos o cázalos tú mismo, esos insectos deben estar vivos, que sean aproximadamente un cuarto del tamaño de tu mascota, trata de darle animales que no vuelen, de manera que ella misma no experimente la necesidad de volar. La necesidad en la mantis religiosa de estar volando se presenta en el macho cuando necesita aparearse.
  4. Debes estar constantemente limpiando la tierra de las hojas que se caigan y cualquier desperdicio que pueda ser obstáculo para ella, así como le permitan a la víctima esconderse.
  5. Debes también proveerle a la mantis religiosa una temperatura adecuada, constantemente debes esparcir agua a las hojas y a la tierra, esta última no debe está seca, todo lo contrario debes vigilar que siempre se encuentre húmeda.    
  6. Coloca una taza o un envase para proveer de agua por si se te olvida rociar constantemente la planta.
  7. Si deseas que tu jardín este poblado de mantis religiosa, puedes comprar los huevos del tipo de mantis que quieras, coloca por lo menos una capsula de los huevos por cada ciento cincuenta metros. Hay que tener en cuenta esperar el adecuado clima cálido, pues de lo contrario pueden acabar con la mantis religiosa.
  8. Debes sujetar las capsulas de los huevos al tronco de la planta, esto debe realizarse con mucha sutileza, ten en cuenta que se ubica hacia afuera la abertura por donde van a salir las ninfas.
  9. El tiempo para que las ninfas salgan varia esta ente unas tres a diez semanas dependiendo del clima, si les favorece o no, rocía constantemente el área,
  10. Recuerda que la mantis religiosa debe tener en abundancia el alimento para subsistir.

Cómo cuidar una mantis religiosa

Por ser un insecto que está en todas partes del mundo, hay personas que las tienen de mascotas, cuando decides tener una debes considerar el tipo de mantis dependiendo de la parte en que te encuentras, así como debes saber cómo debes de cuidar  a este particular insecto, si este es tu animal preferido sigue estos prácticos consejos:

  • Adquiere un contenedor que son especiales para mantis, colócala allí cuando la hayas adquirido. Debe tener buena ventilación, forrado con maya o tela de gallineros, esto ayuda a que la mantis pueda fijarse de allí, este contenedor preferiblemente con tapa. Este lo vamos a utilizar para trasladar la mantis donde se ha encontrado o donde se compró, hasta su nueva casa.
  • Acondiciona un lugar en tu hogar donde va a estar la mantis religiosa.
  • Debes alimentar a tu mascota correctamente.

  • Siempre debes mantener una temperatura adecuada para que la mantis religiosa pueda estar cómoda y saludable.
  • Mantén la planta húmeda, rocía sus hojas, tallos y tierra siempre, si la mantienes en una jaula colócale un envase para tomar e igualmente rocía el alambre.
  • Quita todo lo que estorba y hace de tropiezo a la mantis religiosa hasta el alimento que no se comió, así como los excrementos.
  • Nunca unas a dos mantis religiosas a menos que les corresponda reproducirse, recuerda que son caníbales.
  • Hay que ser delicados en el trato de las mascotas.
  • Si tu mantis religiosa está en una planta no debes usar insecticida puede matarla.
  • Nunca dejes a una mantis religiosa en la parte externa expuesta a la intemperie y frio de la noche.

Tipos de mantis religiosa

Como es común en todas las especies de animales, la mantis religiosa no es ella sola, existe gran variedad de ellas, posee distintas representaciones de acuerdo con el territorio donde se encuentra.  Es así como en este artículo nombraremos algunas de ellas. Este insecto debe su nombre a su misteriosa representación, es muy lenta, habita en las selvas de Madagascar. Su nombre se debe a su detestable aspecto. Aprende tambien sobre hymenoptera.

La mantis religiosa fantasma

Una de ellas es la mantis fantasma, son muy raros y son los que comúnmente se mantienen como mascotas, es la preferida de las personas para esto. Este tipo de mantis es diminuta, cuando llegan a su etapa adulta pueden medir hasta cinco centímetros, igualmente en esta especie la hembra es más grande, el dimorfismo sexual presente en esta especia se relaciona con seis o siete la hembra y ocho el macho.

Del mismo modo esta mantis fantasma, presenta unos colores particulares como es Castaño oscuro, llegando a negro, también un tono gris con verde. Estos típicos colores dependen de la luz y también de la humedad, esto cambia con las mudas de piel que realiza la mantis. No es una especie de mantis que tenga mucho movimiento, puede estar en el mismo lugar durante días, se mueve solo al momento de cazar y alimentarse.

Las mantis en su etapa de ninfas mudan su piel, es muy común en la medida que crecen, pero ya disminuye cuando son adultas, cuando es su última muda a la mantis le crecen sus alas. En el momento en que ocurre este cambio en las mantis, se recomienda no tocarlas debido a que puede entorpecer su proceso y llegar a lisiarlas o hasta matarlas. Cabe destacar que uno de las cosas que le agradan es sorber la miel.

La mantis religiosa orquídea

Este tipo de mantis se conoce científicamente como hymenopus coronatus, pertenece a Malasia, Camboya, Tailandia, Indonesia y Vietnam, esta debe su nombre porque no se camufla con la flor de la orquídea sino que se hace parecer a ella, proyecta sus patas y su abdomen para simular los pétalos de la flor, así los insectos que le sirven de alimento no se dan cuenta que es un engaño y caen en la trampa, lo que es peor la cabeza de la mantis orquídea simula los nectarios donde los insectos van directamente a ellos y listo llegaron en su muerte segura.

Este tipo de mantis por su belleza es utilizada como mascota ya que puede vivir en cautiverio y también en su hábitat normal. Del mismo modo esta mantis generalmente vive donde existen orquídeas blancas, rosas, y en la selva, siempre están sobre los árboles y la vegetación, en muy pocas ocasiones entran en contacto con la tierra.

La mantis orquídea se alimenta con insectos que pertenecen a su hábitat, como lo son las polillas, saltamontes, moscas, entre otros. Sus colores son el blanco y tonalidades rosas, que le permiten parecerse a la orquídea y así poder camuflarse fácilmente, esta consta de un organismo que es flexible y se adapta rápidamente, realiza contorsiones para parecer los petalos de la flor e integrase con ella. Esta hermosa mantis se alimenta esperando que sus presas caigan es su trampa mortal dentro de la misma flor.

Por otro lado si es para tenerla de mascota, debes tener una planta de orquídea junto a ella, pues es su hábitat y también su cubierta, igualmente requiere que proporciones el ambiente natural, creando todas las condiciones necesarias, cuando la mantis es adulta requiere de mayor espacio, en el lugar donde la tengas debes acondicionarlo con lianas, muchas ramas y la planta de su preferencia. Estos suplementos que le permiten colgarse le ayudan a estar allí cuando le corresponda realizar la muda de piel, por lo tanto deben encontrarse un poco lejos de la planta donde se encuentre siempre.

Igualmente la mantis religiosa tipo orquídea, es un animal de hábitat tropicales, debe estar la temperatura acorde para que puedan vivir el tiempo necesario, de lo contrario pueden morir. Las mantis femeninas pueden llegar a tener por lo menos unas cuatro y media pulgadas, esto viene siendo casi dos veces más grande que un varón promedio, esta es una cualidad que nos ayuda a distinguir el sexo de estas mantis. Del mismo modo esta es conocida en algunos lugares del mundo como mantis religiosa blanca

Cuando les corresponde aparearse es el único momento cuando están juntas dos mantis, aquí la hembra aprovecha de comerse al macho, empezando por la cabeza, esto puede suceder durante el apareamiento o después, este acto sucede cuando el macho abraza a la hembra y busca unir sus antenas con la de su pareja, colocando alli su espermatoforo al estar en contacto ambos, el espermatoforo es una especie de depósito o el órgano sexual donde el macho tiene sus espermatozoides. Luego viene la puesta de huevo y la eclosión de la ninfa.

La mantis  religiosa moteada con ocelos

Este tipo de insecto llega a incluirse entre las flores, se conoce científicamente como creobroter meleagris, estos insectos al ser perturbados abren sus alas como amenazando y retando a su depredador, tiene un color rojo y negro entre las alas, y del otro lado una imagen que parece un ojo.

La mantis religiosa hoja muerta

Esta mantis como su nombre lo indica simula su camuflaje pareciéndose a una hoja que está muerta, pertenece al género deraplatys, presentan un gran escudo que le tapa la parte torácica, este parecido aumenta pues la mantis hoja muerta suele colgarse con la boca hacia abajo. Todo un espectáculo de la naturaleza y una maestra del engaño.

La mantis religiosa palo gigante

Pertenece a Malasia, conocida como paratoxodera cornicollis, puede medir hasta unos veinte centímetros de longitud, es decir una mantis religiosa grande, su medio de camuflase es imitando un palo, de allí su nombre común, se parece a una rama completamente seca,

La mantis religiosa metálica

Este tipo de mantis religiosa se conoce como metallyticus splendidus, se encuentra especialmente en Tailandia y malasia, llega hacer unos tres centímetros de grande, llama la atención porque brilla como el metal, la hembra tiene  colores que van en degradación entre verde y rojo, el macho se conoce porque tiene un color morado metalizado.

La mantis religiosa hormiga asiática

Esta mantis hormiga asiática se le atribuye esta nombre por el mimercomorfismo que presenta, es decir que imita y en el caso de la mantis su imitación la hace con la hormiga, especialmente esta semejanza en cuando estan recién nacidas, es decir en su etapa de ninfas, claro en la medida en que van creciendo las mantis ya van perdiendo su parecido. Conoce mas de insectos visitando la avispa alfarera.

La mantis religiosa boxeadora

Esta se le conoce científicamente como ephestiasula pictipes,  es una mantis especialmente pequeña, la deferencia de esta a las otras mantis es que presenta un aplanamiento en el fémur de sus patas, esto simula un guante para boxear.

Reproducción de la mantis religiosa

La mantis religiosa presenta una diferencia de muchos insectos y esta es que no tiene el estado de larva o gusano, sus hijos se multiplican y naces como ninfas, es decir unas mantis diminutas, estas llegan a su estado adulto después que realizan varias mudas de su piel, en la medida en van creciendo ya que esta no le queda y no le permite desarrollarse más, pueden llegar a realizar este proceso unas doce veces.

Recordemos que las mantis son animales solitarios y que solo se unen cuando van a copular, para diferenciar a la hembra del macho, debemos fijarnos en los segmentos del abdomen, pues la fémina tiene menos que el varón, es decir seis y ocho, de igual forma la hembra es más pequeña que el varón.

Lo que destaca de esta especie que la fémina es caníbal,  ósea que durante el apareamiento o después del mismo la mujer se devora a su pareja, comenzando por la cabeza, esto científicamente lo realiza la hembra con la finalidad de aumentar la fecundación, a todo esto se le llama canibalismo sexual. Además la femenina puede guardar los espermatozoides hasta por unas diez semanas. Para poder obtener así los huevos de la mantis religiosa.

El macho corteja a la hembra tomándola y rozando sus antenas con ella, así introduce su órgano sexual para introducir en el interior de la hembra los espermatozoides, después de este proceso sucede la muerte del macho. El tiempo de que la hembra este en su ciclo para reproducirse sucede cuando alcanza un tamaño de unos ocho a diez centímetros. Luego la hembra busca las plantas donde colocar los huevos y allí los adhiere.

El tiempo donde nace las crías de la mantis religiosa es en la época de verano, existen especialista que aseguran que el proceso de reproducción de la mantis religiosa es una metamorfosis sencilla, es decir que colocan su huevo, luego eclosiona con una ninfa y progresivamente se vuelve adulta.

Generalmente las femeninas luego del apareamiento que puede suceder en la época de otoño, colocan los huevos en una hoja, el tallo o también lo hacen debajo de las piedras, cada hembra puede llegar a colocar unos diez y hasta cuatrocientos huevos, la forma en que colocan sus huevos se les denomina ooteca, esto se hace con la finalidad de proteger los huevos cuando hace frio. Visita este link y aprende de las tarantulas.

La mantis religiosa marina

Este tipo de mantis religiosa pertenece a los crustáceos, a la familia estomatópodos, también se conocen como langostas mantis, o esquilas, también tamarutacas, langostas boxeadoras y galeras. Deben su nombre de mantis religiosa marina porque tienen dos apéndices parecidos al insecto, del mimo modo tienen una visión fantástica, es tan sin igual su visión que los especialistas realizan diferentes estudios para ver como aplican su forma y diseño a nuestra tecnología y mejorarla.

Este crustáceo en un depredador por naturaleza en toda el agua del  océano, llega a crecer hasta unos treinta centímetros de longitud, su exterior es muy colorido, en unos tonos desde el marrón hasta fluorescentes, está formada por una corteza que cubre solo la cabeza y unas partes del tórax. Su lugar para habitar en los océanos tropicales. Sus mecanismos para cazar es una garra que presenta con la que desgarra a sus presas, de igual forma hay otra especie que su garra le permite perforar a sus víctimas.

De igual modo presentan unos complementos en el brazo que le son como un garrote y una puya muy atrasada, este instrumento le sirve para desgarrar, acuchillar y también confundir  a su trofeo, además son tan veloces como las otras mantis. Lo que destaca a estas cazadoras como ya lo plantamos es su visión, pues realizan un movimiento en el cual observan todo el entorno, es decir tienen un campo visual inimaginable para la vista humana.

Cada uno de sus los ojos de la mantos religiosa está provisto con una seudopupila que le hace ver a esta mantis religiosa marina tres veces el objeto al mismo tiempo, en formas distintas, ósea que su visión es triangulada, por lo tanto podemos decir que la mantis marina posee una visión superdotada.

Mantis religiosa peleando

La mantis religiosa pelea es para defenderse, de igual forma cuando se siente acorralada extiende sus alas para verse más grande y asustar a su oponente, también pelean cuando el macho intenta defenderse de su verdugo después del apareamiento. Es una depredadora letal.

Mantis religiosa macho y hembra

En este texto vamos a dar todas las pautas necesarias para distinguir a las mantis religiosas macho y a las mantis religiosas hembras, esto se puede realizar de dos formas, una es mirando las partes de su abdomen y la segunda mirando el tamaño de sus antenas.

Cuando hablamos de mirar las partes de su abdomen nos referimos a realizar el conteo de los segmentos,  esta particularidad puede ser observada en todas las especies de mantis religiosa, siempre y cuando se encuentren por encima de la fase cuatro, en ocasiones hay que ser muy minucioso en esto, porque suele ser un trabajo arduo, necesitas hasta lupas.

En lo que debemos basarnos para reconocer a una femenina es que esta tiene seis segmentos solamente, y el varón tiene ocho. Aunado a esto el último fragmento de la fémina es distinto a los otros en cuanto a tamaño, ósea más grande, para que puedas contar los segmentos debes hacerlo del lado abdominal.

Las diferencias que existen entre la hembra y el macho se denomina dimorfismo sexual, en la medida en que van desarrollándose y llegando a su etapa adulta se notan más estas diferencias  y podemos notarlas en:

  • Antenas: Las antenas de los varones son más prolongadas y gordas que la de las hembras, esto se nota cuando ya han crecido lo necesario, cuando vemos las mantis pequeñas o las ninfas observamos que las femeninas sus antenas son muy finas tanto como un cabello, sin embargo las del varón son bastante robustas. En algunos casos como lo son la de las especies de empusidae, los varones presentan en sus antenas tricomonas, es decir unas antenas peludas, y su contraria las presentan totalmente lisas.

  • El tamaño del cuerpo de la mantis religiosa: Es muy obvio la diferencia de tamaños de estos insectos, en cuanto van creciendo se nota la diferencia, unos crecen más que otros.
  • Como es el cuerpo de cada uno: Los varones son distintos a las hembras, estos son más estilizados y bellos, se le nota más su tórax, las hembras por el contrario tienen un extensión más grande en su tórax, igualmente como con el tamaño en la medida que las ninfas se desarrollan y crecen se nota este pronunciamiento.
  • El tamaño de sus alas, este detalle se nota cuando ya la mantis religiosa es adulta, recordemos que las alas les surge n la etapa adulta, por lo tanto las alas de las féminas son más pequeñas que la de los varones. Las alas de la mantis religiosa hembra llegan incluso hasta  última etapa de su cuerpo, las del macho es muchísimo más su alcance, resaltando en el dorso de la mantis religiosa, esta distinción se debe a que el macho debe realizar vuelos para encontrar a su otra mitad y verdugo.

Mantis religiosa gigante

La mantis que conocemos como gigante no es más que la tipo mantis religiosa asiática, su apariencia física tiene un color generalmente verdoso sin embargo también existen en colores como amarrillo, café, beige y hasta tonos rosados, de acuerdo al lugar de su hábitat es que van a desarrollar su aspecto, pueden cambiar de color en poco tiempo.

Este tipo de mantis religiosa, también es usada como mascota, las hembras pueden llegar a medir unos ocho y nueve centímetros de tamaño, en cambio los varones son más pequeños y miden entre siete y ocho centímetros. En esta especie el varón es más flaco que la hembra. La mantis religiosa gigante es fiera y caza a su víctima cuando la percibe. Así mismo se alimenta de casi todo tipo de insectos que sea más pequeño que ella, son especialmente activas y les gusta cazar su presa no se intimidad por nada cuando están al acecho.

El mejor ambiente para desarrollarse es cuando existe un clima adecuado y una temperatura entre unos veinte y veinte cuatro grados centígrados, no necesita tanta humedad como el resto de la mantis religiosa, de la misma forma no se recomienda tener a esta mantis religiosa gigante de mascota junto a otras, pues es una depredadora por naturaleza. Como información adicional es importante destacar que cuando esta mantis religiosa gigante está en su periodo de ninfa no es tan agresiva y caníbal como en su etapa adulta.  Puede ser conocida en algunos lugares como mantis religiosa café

La mantis religiosa más grande del mundo

En esta categoría tenemos a la mantis diabólica o también conocida como la mantis flor del diablo, realmente es una mantis con un feo aspecto, es única y pertenece al género de idolomantis, es la mantis religiosa más grande del mundo, la especie femenina puede alcanzar un tamaño de unos trece centímetros y su compañero llega a ser unos dos centímetros menos que ella, puede estirase tanto que se camufla perfectamente con una flor, de esta forma está a la espera de su presa, que no sabe que va directo a una muerte dolorosa y letal.

Mantis religiosa bebe

Esta etapa de la mantis religiosa se conoce como ninfas, estas cuando nacen son muy parecidas a una mantis religiosa adulta, solo que le faltan sus alas, es decir tenemos una mantis religiosa en miniatura, en la medida que va creciendo va mudando su piel, cuando la mantis religiosa esta en esta etapa de su ciclo biológico no es caníbal, esto se debe a que aún no ha experimentado la necesidad de aparease.

En su primer tiempo de vida pueden cambiar de pies unas seis veces, este proceso es desprenderse de la piel vieja guindada en una rama, esta es una piel que ya no le sirve. Esta es completamente inofensiva para el hombre, en muchas ocasiones más bien es de ayuda en el control de las plagas, a las ninfas les gusta alimentarse de la mosca de la fruta.

Mantis religiosa copulando

La mantis religiosa es un insecto que podríamos decir es cruel debido a su canibalismo sexual y también por su aspecto que demuestra que esta maquinando algo, sin embargo en este momento hablaremos del sadismo que demuestra, en vista que al momento de reproducirse, bien sea en el acto sexual o después, le quitan la cabeza a su pareja y listo se lo sirven de primer plato.

Muchos especialistas debido a la imagen maléfica de la mantis religiosa hembra devorando a su pareja, han realizado muchas investigaciones al respecto y uno de los argumentos que mayor peso tiene es que la hembra realiza este acto de canibalismo sexual con la finalidad de preservar su especie y procrear mucho más, según los resultados el de vitaminas y proteínas que tiene el mancho le favorece en una mayor carga de energía y fuerza para la hembra, de este modo le aporta una cantidad mayor de huevos.

Otra teoría aun peor que esta se debe a que la única forma de que pueda salir los espermatozoides es anulando el sistema nervioso del macho y la forma de hacerlo es arrancándole la cabeza, a su vez esta acción hace que el macho convulsione por su muerte y así ayuda la culminación y desarrollo perfecto del acto sexual.  Esta teoría es igual a la anterior tiene la finalidad de procrear no crean que se debe a tener un mayor placer, sino a que el acto de cupular culmine con el victoria de la reproducción.

Mantis religiosa en Chile

La mantis religiosa es considerada un insecto fascinante y rápido, por sus colores y su manera de estar tranquila, es meticuloso al momento de cazar. Por lo tanto un grupo de personas se han interesado en estudiarla por su diversidad de especies, así como sus formas. Del mismo modo en ocasiones el desconocimiento de las características de este animal provoca en las personas pánico, miedo e incluso creencias erróneas, pues creen que las mantis religiosas son venenosas, pero este grupo de personas está orientado su labor a informar la importancia y beneficios en la naturaleza, además en los distintos cultivos, ya que su alimento en algunas oportunidades es lo que a muchos agricultores les perturba, las plagas.

Por esto, aunque la mantis religiosa en Chile, existen aproximadamente unas  dos  especies conocidas, aunque en muchos lugares se citan cuatro, es impresionante la estructura de este insecto ya que parece elaborado, su magnífica postura que parece inofensiva y a la vez es letal, así como su facilidad para camuflarse, es una especie maestra del disfraz.

La mantis religiosa y su relación con el ser humano

Esta imagen de la mantis religiosa y el ser humano ha sido completamente opuesta, debido a que por su belleza y particular imagen, ha ocasionado en el hombre indagación, asombro, así como también terror y suspicacia, un poco por desconocimiento y también por mitos y creencias de nuestros antepasados que se encargaron de presentar a la mantis religiosa como un insecto muy peligroso, digno de cuidado, mismamente como venenosa y relacionada con la muerte, todas estas falsas.

Por otro lado no ven que la mantis religiosa para el ser humano puede ser de gran beneficio ya que puede acabar con una gran cantidad de insectos que pueden ser molestos para nosotros, existen culturas que si ven una mantis religiosa o las encuentran apostadas en algún lugar significa para ellos un buen pronóstico, del mismo modo quienes han investigado o indagado sobre este insecto, han conseguido tener a la mantis religiosa como mascota.

Ha sido todo en este artículo sobre la mantis religiosa, espero les haya gustado y deseen conocer más sobre insectos de otras especies.

Dejame Tu Comentario