Cucarachas voladoras: Aprende cómo exterminarlas, de dónde salen y más.

Las cucarachas voladoras son llamados también cucaracha americana, mientras que su nombre científico es Supella longipalpa, siendo parte de la familia Blattidae, un insecto blatodeo.

Aunque en su nombre se encuentra la palabra “americana” son realmente provenientes de África Tropical, siendo en Estados Unidos donde se identificó por primera vez al espécimen en cuestión.

Características de las cucarachas voladoras.

cucarachas voladoras

Cucaracha voladora con alas extendidas.

Tiene un cuerpo de color rojizo, pudiendo llegar a medir hasta 40 milímetros por lo que representa una de las especies de cucarachas voladoras grandes y de mayor tamaño dentro de las variedades de cucarachas que son causantes de plagas urbanas.

La cucaracha voladora tiene un cuerpo plano con una forma un poco ovalada, además de que es aceitoso al tacto siendo fresco o tibio según la temperatura que haya en el medio ambiente. La cabeza es pequeña y está cubierta con una especie de envoltura protectora que recibe el nombre de pronoto, parecido a un escudo.

Tiene 6 patas largas y espinosas que le dan la habilidad de correr rápido a través de cualquier superficie en la que se encuentre. Tiene unas almohadillas en su tarso que están especializadas para escalar ventanas de vidrio así como para caminar sobre paredes y cielo raso.

Los ojos de estos animales están equipados con miles de lentes que le permiten ver más de una cosa al mismo tiempo, pero a pesar de ello son incapaces de detectar la luz roja. Sus patas son sensibles al tacto, mientras que las antenas que se caracterizan por ser filiformes, son los órganos que están encargados del sentido del olfato; a cada lado de su cuerpo tiene unos espiráculos que le ayudan a respirar.

Cuando están en la naturaleza y en condiciones óptimas, la hembra de la cucaracha voladora puede llegar a vivir entre los 14 a 20 meses, una esperanza de vida un poco más elevada que los machos.

cucarachas voladoras

Cucarachas voladoras donde se pueden ver las patas.

Comúnmente habitan áreas húmedas que tengan temperaturas cálidas de más o menos 29ºC, sin poder soportar las temperaturas bajas y los inviernos prolongados. Además de esto prefieren los lugares oscuros, prefiriendo vivir en grietas, sótanos y alcantarillados.

Suelen alimentarse de materiales en descomposición como restos de comida o cadáveres de animales pequeños. Si no tienen nada más que comer pueden llegar a consumir pegamento, jabón, papeles o tela. La parte bucal se encuentra doblada hacia abajo y hacia atrás, lo que facilita la masticación.

Las cucarachas voladoras que pican no existen, pues no tienen un aguijón pero por otro lado si pueden morder. Aunque es falso el mito que afirma que pueden comer personas, sin embargo en algún caso de que ocurra debes consultar inmediatamente a un médico pues es a través de la saliva que estas pueden contaminarte con alguna enfermedad.

Además de esto, estos pequeños animales pueden contaminar la comida debido a las heces que van esparciendo por el lugar.

Anatomía de las cucarachas voladoras.

cucarachas voladoras

Anatomia de las cucarachas voladoras por dentro y por fuera.

Cada uno de los ejemplares de las cucarachas voladoras cuentan, como todo ser vivo de una serie de órganos en su cuerpo que le ayudan a controlar las funciones vitales del mismo, como aparato bucal, glándula salival, antena, cerebro, corazón, colon, exo-esqueleto y sistema reproductivo, intestino medio, patas, esófago, grasa del cuerpo e hígado, llamado tubo Malpighi.

Sobre su abdomen existen dos apéndices pequeños que reciben el nombre de cercis, estos actúan como sensores que le dan una ventaja significativa sobre los depredadores, pues son sensibles al movimiento que produce el aire a su alrededor.

cucarachas voladoras

Reunión de cucarachas voladoras grandes y pequeñas.

La boca de las cucarachas voladoras puede moverse hacia los lados, siendo capaz de procesar los olores y sabores de forma simultánea. Además está equipada con glándulas salivales y unos esófagos que le ayudan en la tarea de la digestión. Y es en la base del esófago, también llamado buche, donde precisamente se almacena la comida mientras pasa al estómago.

Una vez llegan al estómago, los alimentos son disueltos y digeridos por enzimas mientras que los nutrientes son absorbidos por el intestino medio.

En la parte interna del cuerpo de las cucarachas voladoras, se encuentra una sustancia que se conoce como grasa y es muy similar al almacenamiento de grasa que hay en los humanos. Esta le permite reservar energía luego de que los nutrientes se han disuelto.

Varias partes del sistema nervioso de estos animales esta ubicado en la cabeza, sin embargo su cerebro está situado cercano al estómago.

Dimorfismo sexual.

cucarachas voladoras

La esperanza de vida de las cucarachas de vida no suele pasar de un año.

Tienen un dimorfismo sexual marcado, teniendo las hembras el abdomen un poco más ancho y fuerte a la vez de estar provisto de cercos. El macho en cambio, tiene el abdomen mucho más alargado estando provisto de cercos y estiletes.

Aunque ambos géneros tienen alas, estas diferencian los sexos por su longitud. En los machos, las alas llegan a sobrepasar el abdomen, por lo que pueden realizar algunos vuelos pequeños, especialmente en modo de planeación, para recorrer un par de metros; mientras que en las hembras las alas miden prácticamente lo mismo que el abdomen.

Además de esto, se diferencian porque el macho tiene dos cuernos que sobresalen desde su tórax, mientras que la hembra tiene solamente una protuberancia sobre el tórax.

Reproducción de las cucarachas voladoras.

Al igual que la mayoría de las cucarachas, esta especie es ovípara. La hembra completa la formación total de la ooteca, que es una masa de huevos que contiene muchos pequeños huevecillos rodeados a su vez por una proteína espumosa endurecida cuando toca el aire formando una cubierta de protección. Esta sobresale de la punta del abdomen teniendo una textura lisa o estriada.

cucarachas voladoras

Diferentes huevos de cucarachas voladoras según la especie.

Luego de que la ooteca esta lista, la deposita en una zona que cuente con abundante comida y agua. Esta se fija a la superficie donde la coloca la hembra de la cucaracha voladora, adhiriéndose por medio de pegamentos naturales que son segregados por las glándulas bucales.

Una ooteca se forma en una semana, pudiendo variar el tiempo entre 5 a 9 días. En su interior contiene entre 15 y 16 huevos que se encuentran dispuestos en dos hileras paralelas y su eclosión puede tardar aproximadamente 50 días dando paso a las ninfas de las cucarachas voladoras que permanecen en el interior hasta que llega la primera muda, cuando tienen la fuerza necesaria para romper la ooteca.

En este primer periodo de crecimiento tienen un color café o marrón-parduzco y tienen básicamente la misma forma que un ejemplar adulto, a excepción de los órganos sexuales que se desarrollaran más adelante.

Luego de que han tenido 5 mudas su color cambia a un tono café rojizo y alcanza la total madurez cuando han hecho alrededor de 8 a 15 mudas.

Crías de cucarachas voladoras.

El ciclo de vida de una cucaracha voladora comienza cuando todavía son huevos, que eclosiona por causa de la presión que se forma dentro de la ooteca por las crías. Cuando las pequeñas crías emergen de esta capsula reciben el nombre de ninfas que inicialmente son de color blanco brillante. Estas ninfas se agrandan cuando toman aire y pasadas 4 horas se oscurecen y endurecen.

A medida que las ninfas hacen mudas su color se va haciendo más oscuro, teniendo en un principio un tono café grisáceo. El tiempo de las fases de las ninfas puede variar entre 5 a 15 meses, pero a diferencia de otros insectos tienen un parecido a los ejemplares adultos.

cucarachas-voladoras-14

Ooteca de cucaracha voladora eclosionando dejando salir a las ninfas.

Tipos de cucarachas voladoras.

La mayoría de las cucarachas tienen alas, pero no por esto todas son buenas voladoras. Existen algunas especies que son capaces de volar algunas cortas distancias, mientras que otras usan sus alas más para deslizarse desde los sitios elevados hacia las superficies inferiores.

Las cucarachas de la madera, la café-ahumada son grandes voladoras y la australiana, que se localiza preferentemente en la costa del golfo, al igual que las asiáticas, las alemanas y las de color verde brillante pueden volar aunque son cucarachas voladoras pequeñas.

Las cucarachas voladoras gigantes son las denominadas americana, pero aunque tienen alas tanto la hembra como el macho no son especialmente buenas voladoras, usándolas principalmente para deslizarse. Por su parte, la cucaracha alemana y orientan no vuelan aunque el macho si tiene alas en su cuerpo.

cucarachas voladoras

Diferentes tipos de cucarachas voladoras.

Plaga de cucarachas voladoras.

No hay nada más asqueroso que ver en tu casa una cucaracha correteando o volando por una habitación. Pues ahora imagínate que en tu casa exista una plaga de cucarachas voladoras, es para morirse.

Actualmente existen más de 3000 especies diferentes de estos insectos, siendo entre ellas solo 19 peligrosas a la salud humana por propagar enfermedades. El problema es que da la casualidad que estas mismas variedades son las que habitan comúnmente en los centros urbanos.

Las cucarachas pueden contar con algunas bacterias que esconden en la piel, bacterias que pueden trasmitir la peste, diarreas infantiles, infecciones del aparato urinario, inflamaciones de la piel que contengan pus, infecciones en genitales, intestinos, gastroenteritis y fiebres tifoideas.

Pero no solo eso, con los huevos y las heces pueden llegar a infectarte de poliomielitis, hepatitis infecciosa, crisis asmáticas y alergias de cualquier tipo.

cucarachas voladoras

Las cucarachas voladoras atacan restos de comida.

Las cucarachas voladoras en casa.

La mejor forma y el método más efectivo para el control de las cucarachas voladoras consisten en la prevención en su aparición. Las condiciones sanitarias son un elemento fundamental que juega un papel muy importante para evitar que esta plaga llegue a tu casa.

El hecho de aspirar o barrer constantemente puede ayudar a que una infestación de cucarachas voladoras ocurra menos frecuentemente, así como la remoción de pequeñas partículas que las mismas podrían comer durante la noche.

De dónde salen las cucarachas voladoras.

Aunque no lo creas, los humanos son los principales responsables de la propagación de las cucarachas voladoras, especialmente en las áreas del hogar, pues estas suelen viajar en bolsas o en cajas de comestibles que estén infestados con insectos.

Por esta razón, es muy importante inspeccionar todos los comestibles que se tengan antes de guardarlos además de mantener las bolsas en un lugar separado de las áreas de almacenamiento.

cucarachas voladoras

Las cucarachas voladoras suelen habitar en lugares oscuros y húmedos.

Las cajas que han sido usadas es recomendable no guardarlas pues atraen a las cucarachas marrones que pueden hacer sus nidos o comerlas. También podrías evitar la entrada a tu casa de esta molesta intrusa cerrando puertas y ventanas a la vez que se colocan pantallas protectoras o mosquiteros en las mismas.

Ya que son frecuentemente encontradas cerca de las fuentes de agua, un ligar común para llegar son desagües y lavaplatos. Es por esto que consiste en una medida muy importante el arreglar cualquier gotera o fuga de agua que se pueda presentar en baños y vasijas. De igual manera se debe evitar dejar vasijas con agua al aire libre por periodos de tiempo largo; además de atraer a las cucarachas voladoras, pueden ser potenciales criaderos de mosquito tigre.

En caso de tener una chimenea, la madera que se usa para encenderla no debe estar apilada en un espacio cercano a la casa, revisarla muy bien antes de meterla y llevarla hacia la parte interna solo cuando vaya a ser usada.

Por otro lado la basura debe ser almacenada y desechada continuamente, los platos sucios no deben pertenecer sobre mesas superficies por la noche y los electrodomésticos de la cocina deben estar siempre limpios sin restos de comida, mientras que el alimento de los animales amerita que este bien tapada.

cucarachas voladoras

Cucaracha voladora comiendo cebo de comida contaminado.

Las cucarachas voladoras y  como exterminarlas.

Un eterno problema, las cucarachas voladoras pueden llegar a tu casa cuando menos lo esperas provocándote preocupaciones y dolores de cabeza, pues además de que pueden trasmitir muchas enfermedades son difíciles de eliminar, pero no te preocupes, no es imposible.

Lo primero que puedes intentar es con insecticidas especializados para eliminar a las cucarachas voladoras; eso si estos productos suelen tener un alto grado de toxicidad por lo que deben ser aplicados con precaución, usando guantes y mascarillas además de alejar a los niños de su contacto.

Trampas para cucarachas voladoras.

Si observas que en tu casa hay más cucarachas de las que puedes matar con el pie, ha llegado la hora de crear algunas sencillas trampas caseras que te pueden ayudar a eliminarlas, o por lo menos a disminuir su población.

Lo primero que te voy a recomendar son las mezclas de cebo para que las cucarachas voladoras coman y luego mueran, estas se hacen básicamente con ácido bórico, que puede ser mezclado bien azúcar y un poco de agua hasta formar una pasta, o usar leche condensada. Deja esta mezcla en algunas áreas estratégicas para que al pasar el insecto lo coma y muera.

Lo interesante de esta trampa es que la cucaracha voladora que se vea afectada será la encargada de propagar el ácido bórico hasta en los huevos que tenga en su nido, por lo que luego de una morirán un montón.

cucarachas voladoras

El ácido bórico puede ser tu aliado para combatir las cucarachas voladoras.

En caso de que no tengas ácido bórico o seas alérgico y no puedas usarlo, usa el mismo método pero con bicarbonato de sodio, el efecto será el mismo.

Pero lo mejor del bicarbonato de sodio y el ácido bórico, es que lo puedes combinar con cualquier cosa en caso de que al momento de hacer la trampa no cuentes en tu casa con suficiente azúcar o leche condensada, recuerda que las cucarachas voladoras se caracterizan por sentirse atraídas por cualquier alimento, especialmente dulce así que puedes prepararles un sándwich mortal con mermelada.

Otra trampa que puedes intentar es con yeso y bastante azúcar, puedes agregar un poco de agua para formar una mezcla pastosa. Coloca esta trampa en algunos sitios que observes que se reúnen las cucarachas voladoras, procurando que la ubicación se cerca de rendijas y hendiduras.

Al ingerir el yeso atraída por el olor de la azúcar, este se endurecerá en la barriga de las cucarachas voladoras, provocando su muerte.

Pero si usas estos métodos, mucho cuidado con niños y perros que pueden ingerir las mezclas produciéndoles intoxicaciones severas, el ácido bórico especialmente puede ser muy peligroso si se consume.

cucarachas voladoras

Los dispositivos eléctricos también son muy efectivos para el control de la plaga.

Otro método que puedes intentar son las bandas pegajosas, de esas mismas que se usan para eliminar las plagas de moscas. Lo único que se aconseja es que el pegamento sea un poco más fuerte pues las cucarachas voladoras tienen más fuerza y son de mayor tamaño.

Si no cuentas con estas bandas, puedes crear las tuyas propias untando pegamento de ratón o de zapato en pedazos pequeños de cartón y ubicarlos en los sitios oscuros como alacenas. Pero nuevamente es importante la precaución con mascotas y niños para que no queden pegados por accidente.

No te desesperes si observas que los métodos anteriores no funcionan, también puedes usar unos ahuyentadores de plagas eléctricos. Se venden mucho en ferreterías y solo debes enchufarlos a la electricidad y dejar que hagan su trabajo.

Repelentes caseros para las cucarachas voladoras.

Si se está empezando a acercar la primavera o el otoño y la temperatura cada vez va subiendo más, haciendo de tu casa un ambiente un poco más cálido, puedes estar seguro de que pronto comenzaras a ver a las tan temidas intrusas correteando por el baño o la cocina.

Pero no es mal de morirse, existen varios remedios caseros que puedes usar para mantener a las cucarachas voladoras alejadas de tu casa.

cucarachas voladoras

El laurel es un repelente natural contra las cucarachas voladoras que puedes plantar en macetas.

Lo primero que puedes hacer es sembrar, tanto en el interior como en el exterior de la casa, algunas plantas de laurel y lavanda. Tendrá un doble beneficios, pues además de tu casa tendrá un muy agradable olor, las cucarachas voladoras no querrán acercarse.

En caso de que no tengas espacio en tu casa para sembrar algo, o simplemente no te gusta esta actividad puedes usar pepino sobre papel aluminio y ubicarlo en los lugares donde frecuentan las cucarachas voladoras. Solo debes esperar que lo coman y mueran.

Aunque sigas todos estos consejos lo más importante es siempre mantener una buena limpieza en el hogar, no dejar platos sucios y no dejar agua estancada en la cocina y en el baño, así podrás evitar cualquier invasión de cucarachas voladoras.

Control biológico de las cucarachas voladoras.

Desde hace algunos años se ha venido usando el control biológico para controlar las plagas de las cucarachas voladoras dentro de los hogares, sin embargo este método no ha tenido gran aceptación pues la introducción de algunos depredadores naturales de las cucarachas voladoras son considerados de igual manera como plagas.

Este mecanismo es usado mayormente por personas que tienen grandes extensiones de terreno donde siembran frutas u hortalizas, o por aquellos que tienen un jardín.

Entre los depredadores más comunes de las cucarachas voladoras, se destacan ranas, sapos, escarabajos, iguanas, lagartijas y algunas avispas parasitarias que son inofensivas para los humanos pero son efectivas para el exterminio de las cucarachas voladoras, pues colocan sus huevos dentro de las capsulas de huevos de las mismas y una vez las crías de avispas nacen se comen los huevos de las cucarachas.

cucarachas voladoras

La lavanda también constituye un elemento natural que mantiene alejadas a las cucarachas voladoras.

También existe el hongo entomopatógeno, el cual resulta muy efectivo para el control de las cucarachas voladoras, no solo porque sus esporas las atacan y matan en pocas semanas, sino porque un ejemplar infectado pasa el hongo a otra cucaracha provocando una reducción y posteriormente eliminación de la población.

Pero es importante contactar a un profesional en el control de plaga para un asesoramiento previo antes de introducir algún tipo de control biológico en casa, pues el uso incorrecto de este método puede generar una infestación de animales indeseada.

Mira los siguientes videos de cucarachas voladoras, donde se explican las causas de las plagas.

Cucarachas voladoras en España.

No es un secreto que la globalización además de las muchas ventajas que representa a traído también muchos males, entre los que destacan la importación de algunas especies de plagas originarias de otros continentes.

Este es el caso de las cucarachas voladoras que se han instalado en España, siendo la de más reciente introducción la denominada Supella longipalpa, para unirse a las ya establecidas alemana, oriental y americana.

Esta última especie descrita, tiene una ventaja particular sobre las demás variedades de cucarachas voladoras, y es que no necesita de un ambiente muy húmedo para sobrevivir y se alimenta con muy poco, por lo que es capaz de ocupar otros espacios además de abarcar más terreno en su colonización.

cucarachas voladoras

Asociación de Empresas de Control de Plagas de Catalunya, ADEPAP. Encargada del control de plagas.

Otra característica que la diferencia, es que las cucarachas voladoras alemanas, orientales y americanas suelen alimentarse de restos de comida o desechos, mientras que la Supella come particularmente de pegamento para libros, pudiendo habitar librerías, cajones o detrás de paredes empapeladas.

Las cucarachas voladoras en Barcelona, fueron encontradas en un restaurant ubicado en el barrio de Sant Gervasi, por lo que inmediatamente se informó a la Asociación de Empresas de Control de Plagas de Catalunya, ADEPAP,  para su respectivo control y exterminación, así como para identificar todos los insectos que podrían llegar a convertirse en una plaga potencial.

Debido a su proximidad, se cree que las cucarachas voladoras en Madrid también son probables como plaga, aunque hasta la fecha no se habían encontrados focos bien establecidos en la región.

Cucarachas voladoras en Valencia.

Según informes del IV Observatorio Regional de Plagas de Rentokil, la región de Valencia fue una de las comunidades autónomas que soporto uno de los mayores porcentajes de la plaga de cucarachas voladoras durante el año 2015.

Además de esto, durante el mismo año se les considero a estos insectos como la plaga más común en España, según informo la empresa especializada en sanidad ambiental basado en un estudio anual elaborado a partir de 24.000 llamadas que recibió.

Con el siguiente documental entenderás un poco más la propagación de las cucarachas voladoras en España.

Dejame Tu Comentario